TIPS ACERCA DE LA JUSTIFICACION

 

“La justicia de Dios imputada en nosotros nos da la seguridad de declararnos libre del pecado, de la ley, y de la muerte”

·           

“El conocimiento de la imputación de la justicia de Dios en nosotros, nos garantiza una vida de victoria por lo que el hizo y no por lo que nosotros podamos lograr”

           

“La justificación fue un hecho consumado en la cruz del Calvario, pero decretado y ejecutado desde antes de la fundación del mundo”

Text Box: 	Una de las doctrinas más sublimes, exuberantes y grandiosas de la cual un creyente en Cristo debe estar bien enterado, es sin lugar a dudas la de la justificación que Dios efectuó desde antes de la fundación del mundo. Fue algo que ocurrió en el “tribunal supremo celestial” donde Dios nos constituyó justos, solamente con el fin de poder vernos sin manchas, sin arrugas y sin contaminación.  
Text Box: 	Es necesario recibir en nuestra mente finita algunas verdades que se dirimen espiritualmente. Por ejemplo si, se reciben verdades como la de que Dios en su “conocimiento anticipado” o prognosis como se conoce en griego, “escogió desde antes de los tiempos de los siglos a los que él quiso justificar y no justificar a los que él no quiso”  debemos llegar a la conclusión que toda nuestra existencia siempre ha dependido de Dios, esto es lo que el apóstol Pablo enseña como: “sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta; la cual Dios pre-destinó antes de los tiempos de los siglos para nuestra gloria”  (1 Cor. 2:6,7)
Text Box: 	“Así que no depende del que quiere, ser justificado, ni del que corre, haciendo obras, sino de Dios que tiene misericordia. De manera que de quien quiere tiene misericordia, y al que quiere endurecer endurece” por lo que se deduce que Dios está en control tanto de unos como de otros. (Ro. 9:18)

 

¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira PREPARADOS para DESTRUCCION”

(Ro. 9:22)

 

 

 

0

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0

“y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él PREPARO DE ANTEMANO para SU GLORIA, a los cuales también HA LLAMADO, esto es a nosotros, no solo de los judíos, sino también de los gentiles”

(Ro. 9:23,24)

 

Text Box: 	Los textos anteriores de Romanos 9, sin duda alguna nos enseñan sobre la soberanía de Dios en cuanto a que la salvación y la justificación o no, fue predestinada y administrada exclusivamente por Dios; en ambos casos, LOS VASOS fueron PREPARADOS de antemano para cumplir el propósito pre-establecido por Dios. El apóstol Pablo para dejar en claro esta doctrina hace unas preguntas: “Más antes, oh hombre, ¿Quién eres tú, hombre mortal, para que alterques, o discutas, con Dios sobre este asunto soberano de él?; luego Pablo hace un símil con la función de alguien que trabaja como artesano del barro cuando dice: ¿Dirá el vaso de barro al, alfarero, que lo formó: ¿Por qué me has hecho así?, luego defiende su enseñanza sobre la primacía de Dios en el asunto de la predestinación: ¿O no tiene potestad el alfarero, símil de Dios como arquitecto, sobre el barro, para hacer de la misma masa, símil del hombre creado a imagen y semejanza  un VASO PARA HONRA y otro VASO PARA DES-Text Box: 	De acuerdo a lo anterior, la justificación es el acto divino de amor mas excelso que Dios tuvo para con nosotros para mostrarnos su gracia. Los profetas antiguo testamentarios profetizaron de ese acto en diferentes y bajo diversas situaciones. Veamos algunos pasajes bíblicos que nos presentan lo que sería una realidad tangible en la cruz de algo que ya había ya ocurrido en el tercer cielo. El profeta Isaías en el capitulo 53, verso 11 dice: “Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedara satisfecho; por su conocimiento justificara mi siervo a muchos, y llevara las iniquidades de ellos”; observemos la palabra “conocimiento”, esto nos indica que para “saber” que “ya estamos justificados” hay que tener “conocimiento” de ese hecho. 
Text Box: 	En Jeremías, 23 verso 5 dice: “He aquí que vienen días, dice el Señor, en que levantare a David renuevo justo, y reinara como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra”. Zacarías refiriéndose a Jesús también como EL RENUEVO capitulo 3, verso 9 se expresa de la siguiente manera: “Porque he aquí aquella piedra que puse delante de Josué; sobre esta única piedra hay siete ojos; he aquí yo grabare su escultura, dice el Señor de los ejércitos, y quitaré el pecado de la tierra EN UN DIA”, ese UN DIA no fue hipotético sino que indudablemente sucedió la tarde del Calvario donde en Jesús, se cumpliría esa profecía al terminar con la ley que era el vehículo para transporta el pecado y al incitador del mismo, esto es el Diablo el cual, de acuerdo a Hebreos 2:14 fue destruido la tarde del Calvario, en el UN DIA profetizado por Zacarías..  Mientras Jesús estuvo en la tierra, en muchas ocasiones se refirió a que vino a cumplir la voluntad del padre que estaba él, aunque no fue

             Juan proféticamente expresó que el tiempo establecido por Dios para el cumplimiento de lo dicho por los profetas, ya estaba para cumplirse. Veamos lo que dice el escritor del libro de Hebreos 9:15,16: “Así que, porque eso es mediador de un nuevo pacto, de la gracia, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que habían bajo el primer pacto, la ley, los llamados reciban la promesa de la herencia eternal, porque donde hay testamento, es necesario que intervenga muerte del testador”. Por esta razón mientras Jesús colgaba de la cruz la expresión: “consumado es” no solo quería decir que ya había cumplido con la ley y le estaba dando cancelación a las enseñanzas de la ley de Moisés, sino también estaba trayendo a una realidad tangible el haber quitando el pecado del mundo, para establecer un nuevo pacto que se conoce como la GRACIA que incluye como verdad fundamental el hecho de LA JUSTIFICACION ANTICIPADA. Fue al apóstol Pablo al que se le reveló “el evangelio de las inescrutables  riquezas de Cristo y de aclarar el misterio escondido y mostrar la multiforme, o “multitud de formas” de la sabiduría de Dios” Ef. 3: 9,10.

             Cuando Jesús fue al Jordán donde estaba Juan bautizando para cumplir con la tradición de los esenios (a la cual Juan pertenecía) en lo referente al rito del bautismo en aguas, Juan 1:29 relata lo que el bautista dijo: “He aquí el cordero de Dios que QUITA el pecado del mundo” o sea que no lo “cubría” por un año sino que lo “quitó” por siempre para poder vernos perfectos: Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados” (Heb 10:14); esta perfección fue una realidad tangible en la cruz del Calvario, sin embargo, ya había sido una realidad espiritual desde antes de la fundación del mundo.

Text Box: 	Romanos 4: 25 dice que “Jesús fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación”. Ahora para vivir bajo la justificación de la gracia lo único que hay que hacer es CREER, y el creer implica fe en lo que él dice y no en lo que nosotros podamos razonar, o sentir, si ya hemos sido declarados “JUSTOS”, nuestra “obra’ es vernos justos a pesar  las circunstancias de la vida.

             Pablo en Romanos 1:17 hace  eco de lo que dijo el profeta Habacuc: “Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela, es una revelación de algo que estuve velado, por fe y para fe como esta escrito: Mas el justo por la fe VIVIRA”. En Hebreos 11: 6 se lee: “Pero sin FE es IMPOSIBLE agradar a DIOS”. Veamos nuevamente Romanos 5: 1 donde dice: “Justificados pues por la FE tenemos paz para con Dios  por medio de nuestro Señor Jesucristo”. Observemos que la justificación es un hecho real para que nos veamos como Dios nos ve, para eso se necesita creer y moverse en la dimensión espiritual en la que ya Dios nos ha colocado.

Text Box: 	En Colosenses 1: 13 dice: “el cual nos HA LIBRADO, tiempo pasado perfecto, de la potestad de las tinieblas y trasladado al reino de su amado hijo” o sea que YA estamos trasladados y librados. Romanos: 3: 21-24 acota: “Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la FE en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia,  por cuanto todos pecaron, en Adán, y están destituidos de la Gloria de Dios, por causa del pecado de Adan; siendo justificados gratuitamente por su gracia, si tener que hacer nada, mediante la redención que es en Cristo Jesús.  Miremos por un momento lo que el apóstol expone en Ro. 5:17: “Pues si por la trasgresión de uno solo, llamado Adán, reinó la muerte, mucho mas reinaran en vida por uno solo, Jesucristo los que reciben la ABUNDANCIA de la GRACIA y el DON de la JUSTICIA, es necesario CREER para RECIBIR el regalo que Dios nos otorgó. En 1 Co. 6:17 Dice: “Pero el que se une al Señor, un solo espíritu es con él”. 
Text Box: 	Para concluir podemos decir que si ya estamos justificados es porque SU justicia nos fue imputada sin que nosotros tuviéramos cuenta en esa decisión. El hecho que ya estamos unidos a él y somos un mismo espíritu, nos da la potestad de estar sentados en lugares celestiales juntamente con Cristo, por lo tanto, estamos completos en él, perdonados y justificados y no podemos sino disfrutar de nuestra herencia adquirida por lo que lo único que nos queda por hacer es dar gracias a Aquel que nos llamó por su gracia, de las tinieblas a su luz admirable.
Text Box: 	La justificación es un hecho en el tribunal supremo celestial en el cual Dios, sin tomar en cuenta  nuestras actitudes, aptitudes u obras, nos declaro justos “a causa de haber pasado por alto, es su paciencia, los pecados pasado, con la mira, o con el objetivo, de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que El sea el justo, y el que JUSTIFICA al que es de la fe de Jesús”  (Ro. 3:25,26) o sea que quien no es la fe de Jesús no es justificado, no porque esa justicia no esté a su alcance, sino por no haber sido pre-destinado a conocer esta verdad.
Text Box: 	      El hombre Jesús de Nazareth por haber nacido de un ente que era de naturaleza pecaminosa carnal como María, también fue en “semejanza de carne de pecado” y en esa condición “aunque no conoció pecado, o no cometió pecado, Dios, por nosotros, o a causa de nosotros, se hizo pecado, observemos que Dios no “lo hizo pecador” sino que esencialmente lo convirtió en pecado mismo, para que nosotros que  sí éramos pecadores, fuésemos hechos justicia de Dios en éL” (2 Cor. 5:21). 
Text Box: Esta es una realidad extraordinariamente buena para los que por fe creen al evangelio de la gracia porque es allí donde se desarrollan los acontecimientos espirituales mas impactantes para cualquier persona, sea creyente o no, ya que el hecho de “conocer”, y no solamente “creer” en esta doctrina de la justificación por fe y no por obras, es un estilo de vida que ha hecho felices a los que se atreven a vivir bajo los preceptos del

     La justicia de Dios imputada en nosotros es retroactiva en el sentido figurativo de la palabra, porque después que el espíritu creado fue introducido en un ente natural como el cuerpo, la justificación ya había sido efectuada porque ya Dios “nos conocía desde antes de la fundación del mundo y nos predestinó y también nos JUSTIFICO a la vez que nos glorificó” (Ro.8:29,30) lo que constituye una verdad doctrinal muy importante a la hora de hacer un balance sobre la posición que el creyente mantiene en Cristo Jesús, y la seguridad que este tiene de su salvación.

 

Desde antes de los tiempos de los siglos, Dios en su soberanía hizo lo que a él le pareció bien.

Text Box: “JUSTIFICACION EN DIOS”
Pastor José Meléndez

 Contáctenos:

Este es el portal oficial del Ministerio Internacional DICE LA BIBLIA ORG.

Miami Lakes, FL. USA

1999-2013